Las lesiones de cartílago limitan la actividad física de los jóvenes

Si va a realizarse una cirugía articular ¡Aprovecha para preservar células de su cartílago!

Pide información

NIÑO/ADOLESCENTE CON OSTEOCONDRITIS DISECANTE O DEPORTISTA QUE SE VA A REALIZAR UNA CIRUGÍA ARTICULAR

Las lesiones del cartílago pueden limitar la actividad física de los jóvenes, principalmente de aquellos que practican deporte. Es por esta razón que si su hijo va a someterse a una operación de una articulación, es interesante que aproveche para preservar células de su cartílago.

Las lesiones de cartílago son una de las causas más frecuentes de abandono de las carreras deportivas y de limitación de la movilidad. En los jóvenes existen principalmente dos tipos de lesiones en el cartílago: Las lesiones osteocondrales y la osteocondritis disecante.

Lesiones osteocondrales y osteocondritis disecante, frecuentes en deportistas

Las lesiones osteocondrales se dan con frecuencia tras una lesión de otras estructuras articulares (menisco, Ligamento Cruzado, fractura intraarticular…) o por una alteración anatómica de la articulación (falta de alineación de la articulación, luxación de la rótula…). Estas lesiones son frecuentes en deportistas.

Por otro lado, la Osteocondritis Disecante no se sabe bien por qué se produce, pero es más frecuente en jóvenes atletas y en jóvenes con una alta masa corporal. Hasta el 60% de los casos de Osteocondritis Disecante se dan en deportistas.

Estos dos tipos de lesiones se pueden tratar de forma conservadora, con fisioterapia, o mediante técnicas quirúrgicas (desbridamiento, microfracturas, mosaicoplastia, implante de cartílago). De ellas, la técnica más eficaz es el implante de cartílago, que se considera de primera elección aunque es un procedimiento más costoso que los otros.

Preservar las células del cartílago, conseguir un tratamiento óptimo futuro

Muchos casos de osteocondritis disecante o de lesiones osteocondrales se tratan con otras técnicas quirúrgicas más sencillas (desbridamiento, microfracturas…) Pero sin embargo, estas técnicas tienen un mayor índice de fracasos, sobre todo en lesiones de gran tamaño. Por ello, es importante, al realizar la técnica aprovechar para tomar una muestra de cartílago y enviarla para su preservación. De ese modo, si la técnica quirúrgica fracasa, se podrá realizar una cirugía de rescate con Implante de Cartílago.

Por lo tanto, congelar una muestra de cartílago es aconsejable para todos los jóvenes que van a someterse a una cirugía articular, bien sea por una lesión de cartílago o por otro motivo como la rotura del ligamento cruzado o el desgarro del menisco.  Dada la alta frecuencia con que estas lesiones se asocian con patología posterior del cartílago, la preservación de células jóvenes permitirá un tratamiento posterior óptimo.

A quién le interesa preservar una muestra de cartílago (pre-ICC):

  • Jóvenes deportistas a los que se les realiza una artroscopia de cualquier articulación.
  • Jóvenes que se van a someter a un procedimiento quirúrgico por una lesión de cartílago o una osteocondritis disecante.
  • Jóvenes que sufren roturas del Ligamento Cruzado Anterior o del Menisco y que van a operarse.

Nunca vas a ser tan joven como hoy

No te lo pienses y conserva las células de tu cartílago ahora